Barrick Pueblo Viejo

Industria minera

en República Dominicana

República Dominicana posee una importante riqueza mineral. Cuenta con yacimientos de oro, plata, níquel, cobre y bauxita, así como también de mármol, piedra caliza, yeso, granito y materiales agregados de construcción. Asimismo, se extraen ámbar y larimar, piedras semipreciosas utilizadas en el diseño de joyería.

El gran interés reciente en la actividad minera se refleja en la cantidad de solicitudes de concesión de exploración y explotación de minerales. De acuerdo a informaciones de la Dirección General de Minería (DGM) a la fecha se han otorgado 17 concesiones de exploración minera y 126 de explotación, la mayoría de minerales no metálicos. Estas se ubican en casi todo el país, incluyendo Bonao, San José de Ocoa, Jánico, Monte Plata, Sabana Grande de Boyá, Baní, Juan de Herrera, Cotuí, Constanza, Yamasá, Montecristi, Bayaguana, Jarabacoa, Miches, Pedro Santana, Restauración y Loma de Cabrera.

Historia
1494: El inicio de la minería en el país data del descubrimiento de la isla por los españoles, evidenciándose exportaciones de oro a España, realizadas por Colón en esta fecha, por un valor equivalente a 30,000 ducados .
1500: La ambición por el oro y otros metales preciosos reportados por Colón dio inicio a una industria minera rudimentaria, en los primeros años de esta década y más colonizadores llegaron a la isla en busca de metales preciosos, los que se encontraban fundamentalmente en los lechos de los ríos en zonas donde hoy se ubica la minera de Pueblo Viejo, en Cotuí.
1525: A pesar de que los nuevos colonos importaron mano de obra indígena y negra de otras zonas, ante las muertes por maltrato, hambre y otras adversidades sufridas por los indios, para este año la explotación de oro fue prácticamente abandonada por falta de mano de obra.
1921: Este año la presencia de minerales en el territorio dominicano fue determinada por especialistas norteamericanos en geología, quienes establecieron que existía oro en Cotuí y níquel en Bonao.
1950: A finales de ésta década se inicia la explotación industrial de los recursos minerales en el país con la explotación de bauxita en Pedernales por la empresa Alcoa Exploration Company, conjuntamente con la explotación industrial de sal y yeso, en Barahona, a cargo de la empresa Bestwall Gypsum Company, cuya explotación de manera artesanal se realizaba desde los años treinta.
1972: Se inauguró la mina de níquel de Falconbridge Dominicana, y en 1975 la de oro en óxidos de Pueblo Viejo por parte de Rosario Mining Resources, la cual pasó a ser propiedad del Estado Dominicano en 1979 . Estas actividades permitieron que la minería, que durante la década de los sesenta tuvo una participación en el PIB inferior al 2%, lograra más que duplicar su importancia en la economía durante la década de los 70, cuando el sector alcanza su época dorada, logrando representar en el 1976 el 6.2% del PIB.

El sector minero nacional
En la última década el sector minero ha recibido un fuerte impulso gracias a las actividades de explotación de minerales metálicos como no metálicos, lo que ha llevado al sector a tener una participación importante en la economía, principalmente como generador de divisas, de exportaciones, y de inversión extranjera directa.
La actividad minera se ha convertido en una de las principales dinamizadores de la economía en tanto que las exportaciones de minerales, fundamentalmente de oro, se ubican entre los tres rubros más importantes para el país en los últimos dos años. En el país, el inicio de las operaciones de la Barrick Pueblo Viejo marca un antes y un después en el desempeño del sector minero y su impacto sobre la economía dominicana.
En el sector minero dominicano coexisten empresas grandes de capital internacional, fundamentalmente en el sector de la minería metálica, con empresas locales y pequeños productores que participan en la explotación de las riquezas de minerales metálicos y no metálicos del país.
En el sector de la minería metálica resaltan las empresas:

  • Xstrata Nickel-Falcondo (anterior Falconbridge Dominicana), que opera en el país desde 1972, y que reinició en 2011 sus operaciones luego de haber cerrado de manera temporal en 2008 debido a las condiciones del mercado internacional que habían presionado a la baja el precio del mineral.
  • Corporación Minera Dominicana (CORMIDOM), subsidiaria de la australiana Perilya Unlimited, que desde 2008 tiene el proyecto de cobre, oro y plata en Cerro Maimón, ubicado en el Municipio de Maimón en la provincia de Monseñor Nouel.
  • Barrick Pueblo Viejo (Pueblo Viejo Dominicana Corporation), que inició en 2013 la extracción de oro, plata en la mina de Pueblo Viejo y en Cotuí, provincia Sánchez Ramírez.
  • Envirogold, subsidiaria de la australiana Panterra, que inició sus operaciones en mayo 2012 para la explotación de oro y plata de la presa de cola de la antigua Rosario Dominicana en Las Lagunas en Cotuí.

En adición a estos proyectos de explotación hay varios de exploración de oro a cargo de empresas extranjeras, principalmente canadienses, en la zona de Restauración, en Dajabón, en San Juan de la Maguana, y en las cercanías de Pueblo Viejo.
En cuanto a la minería no metálica, existen más de 50 empresas de operaciones no metálicas. Ese grupo incluye siete fábricas de cemento Portland, cinco de carbonato de calcio y cal, tres de yeso, cuatro de cerámica y baños, 19 de agregados y calizas y 12 de rocas ornamentales, así como empresas que extraen las piedras semi-preciosas larimar y ámbar.